lunes, 10 de enero de 2011

La mitología en La caja de Pandora (4)

Ra
El dios Sol, creador del universo. Se le representa como un hombre con cabeza de halcón con el disco solar rodeado por una serpiente encima de su cabeza. En un principio sólo existían las aguas primordiales, inconscientes e inanimadas, de las cuáles surgió Ra, que decidió por motivos desconocidos para los mortales crearse a sí mismo y al universo. Después de una masturbación, introdujo la semilla resultante en su boca. Cuando sus hijos estuvieron formados, los escupió. Después de esto, de sus lágrimas derramadas surgió la humanidad.

Aquí Jan cometió un fallo de documentación: el globo solar encerrado
entre dos cuernos está atribuído a Isis y a Hathor, no a Ra.

Otros mitos populares de este dios establecen que Ra atraviesa el cielo en las barcas Matet (por el día) y Semket (por la noche), acompañado del resto de los dioses. Diariamente, este viaje significaba una lucha contra la serpiente Apopis, que atacaba a Ra con nieblas y eclipses, y especialmente por las mañanas antes de salir el Sol. El color rojo del cielo era la sangre derramada de un derrotado Apopis.

También se decía que el poder de Ra se encontraba en su verdadero nombre, que sólo era conocido por él mismo. Este mito fue adoptado en otras religiones como el judaísmo y el cristianismo en sus respectivos dioses.


Ra preside la barca solar. Seth ataca a la serpiente Apopis.

Horus
El dios más complejo, ya que se conocen más de 20 versiones diferentes del mismo. En esencia, se le representa con cabeza de halcón y una corona, o con forma de disco solar con alas de halcón. Seth mató y troceó a Osiris, su padre, y lo arrojó al Nilo. Isis buscó y recompuso (con ayuda de Thoth y Anubis) su cuerpo, aunque nunca logró encontrar su pene, de modo que Isis tuvo que usar magia para concebir a Horus. Desde ese momento la vida de este hijo consistirá en vengarse de la muerte de su padre. Su posterior victoria contra Seth significará la salvación de la humanidad. En el mundo inferior era el encargado de defender a los difuntos durante el juicio.


Durante sus numerosos combates con Seth, Horus perdió su ojo izquierdo. Thoth lo buscó y lo recompuso, le dio propiedades mágicas, y se lo devolvió con el nombre de udjat, u ojo de Horus. Este símbolo sería utilizado por los egipcios como amuleto de salud y prosperidad.


Brazalete con Udjat

Maquillaje con forma de Udjat en Watchmen

Horus, uno de los superhéroes de Alan Moore para "1963"

Anubis
Debido a que los chacales excavaban en los cementerios en busca de huesos, los sacerdotes decidieron darle una interpretación benevolente a su terrible agravio. Convirtieron a Anubis en una deidad de la muerte, hijo de Osiris y Nephthys. Ya que ésta última estaba casada con Seth, Nephthys abandonó al niño para ser poco después cuidado por Isis, la esposa de Osiris. Sus funciones eran dar la bienvenida al mundo de los muertos, comparar el peso de la pluma de Maat con el de los corazones de los fallecidos, y era el encargado de embalsamar los cuerpos.



Anubis en la recomendable serie de televisión Gargoyles

Thoth
Este dios con cuerpo de hombre y cabeza de ibis (o como babuino) representaba la sabiduría, especialmente la ciencia y la medicina. Fue el creador del alfabeto, del nombre de las cosas, de la escritura, las matemáticas y la astronomía. A pesar de todos estos atributos, Thoth también era divertido, agradable y locuaz. Su cometido era transportar en sus alas al muerto hasta el mundo inferior. Allí era el defensor de los reyes muertos y anotaba el resultado de la balanza en el que se pesaban el corazón del fallecido y la pluma de Maat.

"Y love Dolos" creo que es una dedicatoria a la compañera de Jan.
En este cómic hay al menos otra muestra de afecto más (tercera viñeta de la página 41).

El mito más conocido con Thoth como protagonista se refiere al amor que Ra sentía por su nieta y esposa Nut. Cuando Ra se dio cuenta de que ella estaba realmente enamorada de su otro nieto, Geb, formuló la maldición que le impidió a ella tener hijos en ningún mes ni ningún año. Nut le pidió ayuda a Thoth, que jugó con la Luna a las damas para conseguir la setenta y dosava parte del año (de 360 días). Con su victoria ganó 5 días más que no se añadieron al calendario (en los que la Luna no se aparece), durante los cuáles Nut engendró a Osiris, Horus, Seth, Isis y Nephthys. (En algunas versiones Horus es hijo de Isis y Osiris, pero en otras los tres son hermanos).

Ammit
Esta diosa monstruosa, cuyo nombre significa “devoradora de los muertos”, tenía cabeza de cocodrilo, cuerpo de león y parte trasera de hipopótamo. Asistía al juicio de Osiris del alma de los muertos. En una balanza se pesaban el corazón del muerto y la pluma de Maat (una diosa cuyo nombre es sinónimo de “ley, orden, justicia y verdad”). Si el resultado era negativo (si el muerto no había llevado una vida correcta), el alma del difunto servía de alimento de esta criatura, en lo que significaba la segunda y definitiva muerte de una persona.


Thot y Ammit

Escarabajos
El escarabajo pelotero era otra de las representaciones de Ra, Khepri (“yo soy Khepri por la mañana, Ra a mediodía y Atum en el atardecer”). La explicación es que los antiguos egipcios comprobaron que estos insectos guardan sus huevos en una bola de estiércol que empujan con sus patas. Ésta era redonda, desprendía calor y era fuente de vida, lo que les recordaba al Sol. Es por esto que representaron al viaje de este astro a través del cielo con un escarabajo que lo empujaba. Finalmente, asociaron la idea de que el escarabajo se reencarnaba en las larvas que salían de la bola de estiércol, por lo que también lo asumieron como símbolo de la muerte y la resurrección.



Ankh
Pronunciado “anj”, el ankh es un símbolo de vida y también del agua. Se desconoce su origen (¿una correa de una sandalia, un nudo?), aunque a los guías turísticos egipcios les gusta insistir en la interpretación infundada de que la parte superior representa los genitales femeninos y la parte inferior, los masculinos.

El ankh, el disco solar, y algo parecido al udjat

El ankh que vimos en Perdidos

Hathor
Las representaciones de Hathor e Isis son indistinguibles según varias versiones de la mitología egipcia, por lo que es difícil saber a qué diosa pertenece el jeroglífico que aparece en el cómic. Es mucho más probable que se trate de Isis ya que es una diosa más relevante (esposa de Osiris y madre de Horus), pero ya que los relatos de Hathor son más interesantes me quedo con esta última.


En algunos mitos aparece como hija de Ra y Nut, y como esposa de Horus. Se la representa como una mujer con cuernos de vaca y el disco solar (por lo que su representación puede ser confundida con Isis, con los mismos atributos), o con cabeza de leona (en su versión de Sekhmet). Diosa de la belleza, el amor, la verdad, la medicina, la alegría, la embriaguez, la música y la danza. Su ocupación en el mundo de los muertos era dar de comer a los difuntos.

Ra, enfadado por las burlas que recibía de la humanidad, decidió que su hija Hathor bajase a la Tierra y asesinase a todos los que no respetasen al dios solar. Ella tomó la forma de una leona y comenzó una sangrienta matanza de la que pronto se volvió adicta. Incluso cuando Ra consideró su venganza saciada Hathor continuó quitando vidas indiscriminadamente. Para detenerla, Ra ordenó fabricar grandes cantidades de cerveza y mezclarla con el fruto de la mandrágora, de color rojizo. Cuando Hathor observó todo ese líquido pensó que era la sangre que había derramado en su caza, y satisfecha por ello bebió de ella hasta quedar adormecida, momento en el que Ra pudo llamarla de nuevo a su presencia. Con motivo de este mito los seguidores de Hathor fueron premiados con una fiesta anual de la cerveza.


Seth
Dios del mal, la violencia, la oscuridad y las tormentas. Realmente en su origen no era un dios malvado, pero fue convertido en tal cuando los seguidores egipcios de Seth perdieron batallas políticas contra los adoradores de Horus. No se sabe a qué animal corresponde la cabeza del dios, posiblemente uno que ahora está extinto. Su papel es el típico de los dioses malvados de cualquier mitología: justificar la bondad del resto de deidades. Aunque fuese derrotado y mutilado nunca podía ser destruido. Sus eternas contiendas contra Ra, Osiris y Horus son los relatos más interesantes de Seth.

Una pequeña errata: Seth se puede escribir tanto como “Seth”, “Sheth” o “Set”,
pero nunca como lo ha escrito Jan en esta viñeta.

Existen dos versiones de las peleas entre Seth y Horus, una épica y otra más burlesca. La primera implica ejércitos, combates navales, transformaciones en hipopótamos y cocodrilos... Horus pierde su ojo, Seth sus testículos y a Isis le arrancan la cabeza (que debe ser sustituida por la de Hathor). Por su parte, la versión burlesca tiene menos batallas que se sutituyen por juicios para decidir qué dios ocuparía el puesto del fallecido Osiris.


En un primer momento se decidió que Horus ocupase el cargo mientras Seth conseguía dos diosas con las que distraerse… pero al poco tiempo Seth no quedó satisfecho con el trato. Para resolver el conflicto, los dos dioses compitieron para ver quién aguataba más tiempo la respiración debajo del agua. Isis, la madre de Horus, quiso ayudarle arrojando un arpón a Seth, pero se equivocó y le acertó a su propio hijo. Más tarde Seth violó a Horus (a su propio sobrino) para que el resto de dioses desautorizasen al dios con cabeza de halcón por su condición homosexual, pero Horus se las ingenió para hacer que su semilla acabase en la boca de Seth, lo que para los egipcios era todavía más humillante.

Finalmente, Horus acabó siendo el sucesor de Osiris, aunque Ra decidió compensar a Seth dándole un puesto preeminente en proa de la barca solar.

 Seth... Rogen