lunes, 1 de noviembre de 2010

El arte de ponerle portadas a Tezuka

Elegir la portada de un cómic (de un libro, de un DVD, de un disco...) es la parte más complicada de la producción. Hay que resumir todo el contenido en una imagen simple e icónica, atrayente...

Tomemos un ejemplo cualquiera: Ayako, de Osamu Tezuka. La historia de una niña que por culpa de los dimes y diretes de una familia de terratenientes japoneses se ve condenada a pasar su infancia y adolescencia encerrada en un sótano, sin amigos, sin que le dé la luz del sol, etc.

Bien, resume eso. ¿Cómo lo harías?

En Japón eligieron la opción de que las tres portadas mostrasen la evolución de una niña inocente primero a una adolescente y mujer desinhibida después:


En Francia se quedaron con unas portadas elegantes donde se veía como una niña crece en edad y sufrimiento a partes iguales:



En España se eligieron unas extrañas portadas con dibujos alejados del estilo de Tezuka... ¿para no atraer a los que no les guste Tezuka, y espantar a los que sí? Por otro lado, dividieron la historia en dos tomos en vez de tres por ¿originalidad? Parecen portadas de libros para niños, ¿no?.


Los italianos no estaban para tonterías y se ahorraron todo el rollo de "es una niña que..." A estas imágenes es a lo que se le llama "vender un producto":




Y los norteamericanos directamente pasaron de dividir la historia en tomos y tener que elegir varias portadas. En un tomo de tapa dura, en una sola imagen, resumieron de qué iba todo este rollo:


Vale. Ahora, si yo os digo que Ayako es un drama adulto de tintes trágicos sobre la inevitabilidad del destino, una crítica contra las estructuras sociales japonesas, un ataque al intervencionismo americano en el territorio nipón, y una reflexión sobre las convenciones sociales que damos por sentado... ¿me creéis?

4 comentarios:

JPeV dijo...

Ahora viene mi reflexión: Si hacen ese tipo de portadas... ¿no será por que venden más que si la chica estuviera tapada?
Posiblemente la triste respuesta sería un rotundo SÍ

Peúbe dijo...

Es el clásico TETASH, sip.

Es lo que tiene Tezuka: despreciado por los otakus, inaccesible para los occidentales que no quieren leerle en sentido oriental... Hay que hacer este tipo de tonterías para ganar lectores.

El Capitán dijo...

Gran post!

No me gustaron nada las portadas de Mangaline para Tezuka en general.

Me quedo con las originales, porque siempre es lo mejor (guste más o menos), o en todo caso las francesas.

Pero como dicen arriba... a veces se hace lo que sea para vender (aunque les salga un churro).

Peúbe dijo...

Estoy igual que tú: las originales me parecen las mejores (y las originales, vaya, no tiene sentido cambiarlo si se editó así allí), y después las francesas (que son muy curiosas).

Las portadas de Mangaline son un horror. Pasé mucho tiempo sin leer Oda a Kiri-Hito por su culpa, pensaba que era un manga tontorrón para niños por culpa de ellas :P