lunes, 20 de diciembre de 2010

La mitología de La caja de Pandora (1)

Me apasiona la mitología, es así. Por eso voy a empezar una serie de post para hablar sobre:


Dioses, personajes, mitos, símbolos... Bienvenidos a una nueva (y breve) sección aperiódica que espero que os guste:

Baco
Ése era el nombre que le daban los romanos, mientras que los griegos le conocían como Dioniso (“Llámame Baco, es más popular”). Comenta Kaximpo que precisamente en el cómic tiene un posible parecido con el Tío Vázquez.


Es el dios de la naturaleza, la embriaguez, la inspiración desenfrenada y el delirio místico. Es el dios del vino en sus dos vertientes: “causa y a la vez remedio de todos los problemas”. Cuando su madre humana murió en presencia de Zeus (ella insistió en que quería una prueba de la divinidad de su amante secreto, sin imaginarse que los rayos divinos le quitarían la vida), Hermes cosió el feto al muslo de Zeus, de donde acabaría naciendo Baco (Dionisio significa “nacido dos veces”).

Baco también era un dios exigente. Si alguien no le hacía las ofrendas oportunas (una borrachera de vez en cuando) podía llegar a infligir los más terribles castigos, como al rey Licurgo. Como este rey vio que durante el pedal había insultado a su padre y apalizado a su hijo, prohibió esa liberadora bebida en todo su reino. Baco castigó estos actos impíos atándole a un árbol y dejándole indefenso ante las fieras hambrientas del bosque.

Baco en la película Fantasía

Afrodita
Conocida como Venus por los romanos. Es la diosa de la belleza, el amor y la omnipresencia creadora del deseo amoroso. Su nacimiento también fue peculiar: cuando Cronos mató a Urano (padre y abuelo de Zeus, respectivamente), arrojó sus genitales amputados al océano. De la “espuma” que salía de estos genitales nació Afrodita como una mujer adulta.


Parece ser que Zeus la obligó a desposarse con el feo, deforme y malhumorado Hefestos, lo que tuvo como consecuencia que Afrodita buscase frecuentemente la felicidad en el lecho ajeno. En una de estas ocasiones, después de ser informado por Helios, Hefestos consiguió atrapar en una red a su mujer junto a Ares mientras los dos amantes estaban enlazados. Hefestos convocó a todos los dioses para avergonzar públicamente a la pareja, pero lo cierto es que a muchos dioses envidiosos no les hubiese importado sufrir esa humillación.

Afrodita con Ares, Hefestos les vigila debajo de la cama

El nacimiento de Venus, versión de William Adolphe Bouguereau

Cupido
También conocido como Eros (“deseo sensual”) por los griegos. La versión más popular dice que este dios con forma de niño con alas es el hijo de Afrodita y Ares. Suele llevar un arco y unas flechas (con los que une a los enamorados) y los ojos vendados (ya que no vemos los defectos en nuestros objetos de deseo).


La historia más famosa es la del amor entre Cupido/Eros y Psique (“alma”). La joven Psique, virgen a pesar de su despampanante belleza, fue llevada a un palacio misterioso donde gozaba de todos los placeres imaginables (comida, música, juegos, etc.) Durante las noches se le aparecía su amante, al que le debía toda esta felicidad, entre las sombras, sin que ella supiese quién era. Una noche en la que ella no pudo aguantar la curiosidad, iluminó con una vela el lecho en el que descansaban y… ¡oh, era Cupido! ¡Un dios se había enamorado de ella! Sin embargo, la cera ardiente de la vela cayó sobre la cara del dios, que se despertó inmediatamente. En décimas de segundo, Psique se encontró en medio de un desierto donde nunca había habido ningún tipo de palacio. La ignorancia es la felicidad.


Amor y Psique, de Antonio Cánovas

Hefestos
La belleza estaba muy mal repartida en el Olimpo: mientras que todos los dioses eran exponentes de la belleza universal, Hefestos era deforme y lisiado de una pierna. Compensaba esta carencia física con un ingenio y una habilidad incomparables con la que forjaba tanto armas para los dioses como joyas para las diosas. Era el dios de los volcanes y las fraguas, y junto a él trabajaban cíclopes de nervudos brazos.


Cuando Prometeo creó a los hombres, Zeus le despreció con envidia. Después de un par de malas pasadas (por ejemplo, Prometeo robó el fuego de Hefestos para dárselo a los hombres, junto a las primeras técnicas metalúrgicas), Zeus decidió vengarse ofreciéndoles a los hombres la criatura más perversa imaginable: la mujer (uh, qué políticamente incorrecto…). Hefestos forjó a Pandora, la primera mujer, y Zeus la envió a la Tierra junto con una caja. Las versiones del mito aquí divergen: según unas, es la curiosidad de la mujer lo que abre la caja, aunque según otras es el marido de Pandora el que interpreta que la caja es también un regalo de los dioses para él. Según unas versiones, en la caja estaban todos los bienes, que se escaparon al abrirse la caja sin posibilidad de ser recuperados, y según otra son los males los que se dispersaron por toda la Tierra para fastidiar al personal.

Helios le avisa a Hefestos del adulterio de su parienta, cuadro de Velázquez

Hermes
Fue asimilado como Mercurio por los romanos. Rápido tanto de inteligencia como de pies, es el mensajero de los dioses (tiene alas en su casco, su bastón y sus talones) y el protector de los viajeros, los comerciantes y los ladrones, supongo que por la gran relación que hay entre estos dos últimos grupos.


Hermes también fue un inventor de varios instrumentos musicales. Consiguió el rebaño de Apolo a cambio de darle una lira a éste, y el caduceo (también de Apolo) a cambio de una flauta de Pan (también conocida como Siringa o Zampoña). Se supone que esa vara tenía la propiedad de apaciguar a los enemigos, así que para probarlo Hermes la interpuso entre dos serpientes que luchaban entre sí. Las dos se enroscaron en ella, y de este modo sirvió como atributo del dios. No hay que confundir este caduceo con el de los médicos, que tiene sólo una serpiente.

 El Hermes de George Pérez en sus cómics de Wonder Woman

 El caduceo en los cómics de Alan Moore

Zeus
Identificado como Júpiter por los romanos. Dios supremo de los fenómenos celestes (lluvia, rayos…), protector de los dioses y los humanos, dios de la justicia y el orden, etc. Aunque tuvo cuatro hijos con su hermana y esposa Hera, fue fuera del matrimonio donde Zeus se encontró más a gusto teniendo relaciones con otros dioses, mujeres y hombres.


La historia más famosa de Zeus es su origen. Después de que el dios Cronos matase a su padre, temió ser a continuación asesinado por sus propios hijos. Por tanto se dedicó a comerse todos los niños que concebía con su esposa Rea. Ésta apartó a uno de ellos (Zeus) y lo sustituyó por una piedra, enviando al bebé a Creta donde lo cuidaría la cabra Amaltea. Cuando éste se hizo suficientemente fuerte, liberó a sus hermanos de las tripas de Cronos y declaró la guerra a los Titanes y a los Gigantes. Después de estas victorias repartió el universo entre sus hermanos: Zeus se quedaría con el mundo celeste, Poseidón con el mundo marino, y Hades con el mundo subterráneo. Los tres recibieron sus armas de los cíclopes: Zeus se armaría con el rayo, Poseidón con el tridente y Plutón con el casco de la invisibilidad.

 Zeus y Temis, de Dominique Ingres

7 comentarios:

Anónimo dijo...

me ENCANTA

Peúbe dijo...

¡Guau, GRACIAS! Sobre todo si me lo dice quien me lo dice, tenías que haber puesto algún nick, Care :D

Laura dijo...

Genial...me encanta este post sobre mitología, breve, claro y conciso!! Estoy viendo toda la descendencia de Zeus en Mitología clásica en la Universidad y me parece fascinante.
Un saludo!

Victor Shade dijo...

¡Buen trabajo Peube! :D ¿De donde has sacado la informacion sobre Cupido? Es que todavia no he encontrado mas de una fuente que le de el mismo significado a la palabra 'Eros'

Peúbe dijo...

¡Gracias! El significado del nombre de "Eros" lo he encontrado en el "Diccionario de Mitología Clásica" dirigido por René Martín, de la editorial Espasa.

Puede que sea difícil encontrar el mismo significado en diferentes libros porque no es sencillo hacer traducciones exactas de ideas abstractas. Espero que sea eso.

birobiro dijo...

Me encanta Peúbe! Solo una cosa: para el dios Baco, el vino o el alcohol es "Causa y Remedio de todos los problemas" en vez de “remedio y a la vez solución de todos los problemas” ?

Quizás me equivoco que aunque me gusta, no soy un gran entendido de la mitología.

Peúbe dijo...

Tienes toda la razón, fue un desliz de lo más estúpido. Ahora mismo lo cambio.