martes, 27 de febrero de 2018

Mondo hueso (Yordi)


Hace un año estaba en la terraza de una cafetería de Puerto de Sagunto hablando con Yordi después de una charla en SPLASH Sagunt. Mientras me enseñaba sus cuadernos de dibujos (que me parecen una joya), me explicó que llevaba un tiempo con la idea de dibujar un recopilatorio de chistes de calaveras. La calavera y los esqueletos en general son una imagen que le lleva obsesionando desde hace años, como se ve en aquel Almendrado de limón de 2013 y en algunos chistes de Bababanga. Y después de todo este tiempo, por fin ha cumplido ese objetivo.

Cuando yo leo Mondo hueso veo a Yordi tal y como le conozco. Mitad payaso, mitad poeta. Visualmente se ha apoyado en un único recurso gráfico (el esqueleto) para darle unidad al libro, pero en los temas y los recursos su repertorio es muy amplio. En una página la reflexión del chiste puede ser introspectiva y amarga, mientras que en la siguiente se lanza una observación ligera. Hay humor negro, humor absurdo, algo de poesía, burla con las redes sociales, también conciencia social, y no falta ni el imprescindible chiste de náufragos.


Si tuviese que comparar estos chistes con los de otros autores, por desconocimiento yo me iría a la referencia más obvia, al humor negro de Charles Addams, pero como conozco a Yordi me imagino que en este libro también hay influencias de Gary Larson, de Oski, de Tono... Es algo que es complicado en esta época, encontrar a un dibujante de chistes de una viñeta al que le apasione este género y se note en su trabajo que conoce a sus autores más destacados. De hecho, la pasión de Yordi se aprecia en la reflexión que me hizo una vez sobre estos humoristas: rellenaban los huecos de maquetación de las revistas y los periódicos, en contraste con el espacio preferente de los cómicos de los escenarios y las películas. Ya apenas quedan huecos en las revistas (apenas quedan revistas, vaya), y este tipo de expresión tiene que encontrar otras vías. Recopilatorios centrados en un tema, como este.

Choca que una imagen tan fúnebre como la calavera se haya utilizado con tanto colorido dentro de este libro. Como comenta Nicolás, el creador de la Gorda de las Galaxias, quizás es porque en realidad estos chistes no hablan sobre la muerte, sino sobre la vida y el amor. Porque hablan sobre lo bonito de no ser todavía una calavera.

1 comentario:

Clipping Path dijo...

Hey Very Nice Blog!!! Thanks For Sharing!!!!