lunes, 6 de febrero de 2012

La tumba de Dracula: Gene Colan abandona la Tumba… varias veces

En 1977 Gene Colan se encontraba cansado de dibujar Tomb of Dracula desde hacía cinco años, además de que estaba también ocupado con la colección regular y la tira de prensa de Howard el Pato y pronto lo estaría con una colección planeada para Solomon Kane (que al final no sería editada). El TOD#57 debería haber sido su último número, mientras que el TOD#58 protagonizado por Blade realmente era un fill-in pensado para Marvel Spotlight. A los seis meses Colan se arrepintió de su decisión, quiso seguir donde lo había dejado, y como afortunadamente la colección se preparaba con una antelación de medio año los lectores no se acabaron enterando de esta ausencia.

Drácula y el ángel caído, frente a frente de nuevo

Wolfman y los editores decidieron por tanto acomodar la colección a los gustos de Colan y la pasaron a bimestral a partir del número TOD#60. Esta periodicidad es característica de las colecciones que tienen malas ventas, aunque no era precisamente el caso de Tomb of Dracula. Desgraciadamente, volvieron a bajar por culpa de esta idea.

La cancelación se veía venir desde el número TOD#68, que tardó tres meses en ponerse a la venta. Ésta se anunció efectivamente al mes siguiente para cuando se publicase el número TOD#72, aunque al final las tramas se acabarían cerrando realmente en el número TOD#70, de doble extensión y que tardaría 4 meses más en publicarse. Por errores informáticos la colección había sido cancelada antes de tiempo y hubo que resumir las tres entregas originales en un único número, eliminando páginas y modificando los textos, aunque afortunadamente no se nota nada de este extraño apaño de última hora.


Boceto a lápiz de Dave Cockrum y dibujo final de Gene Colan para la portada del TOD#65

¿Y por qué se cancela Tomb of Dracula? Porque una vez más Colan quiere dejar de dibujar vampiros y monstruos de terror. La diferencia es que esta vez Wolfman tiene claro que sin su compañero no tiene sentido mantener la serie en el mercado, por lo que le pide que aguante unos pocos números más para poder dar una conclusión satisfactoria a estas historias… y vaya si se la da.

En el TOD#67 Wolfman y Colan hacen un guiño a The Passion of Dracula, una
obra de teatro interpretada en 1978 en el teatro Cherry Lane. Ésta fue co-escrita
precisamente por un compañero de la editorial Marvel, Bob Hall.

La trama comienza en el TOD#64 (1978) cuando tras una pelea entre Drácula y Janus Satán decide arrebatarle todos los poderes al rey de los vampiros por haber olvidado sus obligaciones demoníacas. Condenado a vivir entre los humanos como un mortal más, Drácula hará todo lo que esté en su mano para recuperar tanto su condición vampírica como su trono de Señor de los No Muertos, algo no tan sencillo como pueda parecer ya que ninguno de ellos quiere volver a tenerle como amo (especialmente su propia hija, Lilith). Después de superar todas estas duras pruebas y en medio de una furiosa tormenta, Quincy Harker luchará contra él a muerte en lo alto del castillo de Drácula. Fin.

Sin embargo, el hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra: por segunda vez, Gene Colan volverá a arrepentirse de dejar de ilustrar esta colección.

Drácula es destrozado y humillado antes de recuperar su poder

Continúa en: Larga no-vida y prosperidad