viernes, 24 de septiembre de 2010

Entrevista a X SER, el antiguo editor de MAR-I-VEL


Nada más enterarnos del bombazo editorial del mes que os comentamos en un post anterior pudimos contactar con uno de los dos autoeditores implicados, que accedió ingenuamente a nuestra proposición de entrevistarle. Nos citamos en terreno neutral a una hora convenida para comenzar un intercambio de preguntas y respuestas que quedaron registradas en una grabadora de cintas de cassette. Todas las entrevistas a dibujantes se centran en su aspecto más tierno y cursi ("¿cuándo empezaste a leer tebeos?"), nosotros estábamos más interesados en su faceta de economista tecnócrata:

(Vamos caminando y pasamos por el FNAC de Callao, suena musiquita de fondo, unos violinistas poco respetuosos)

Pregunta: Estamos hablando con Sergio Ballester (X SER.), el nuevo autor con futuro y futurible que nos va a dejar que le hagamos una entrevista mientras estamos andando por la calle. Increíble, increíble.
Respuesta: Increíble.
P: Estamos aquí por tu fusión con “Azacomic” (Malograda editorial del famoso autor AZA, por su cómic “Pardillos”). ¡Azacomic te ha engullido! Ahora asumes que eres su esclavo de todo. ¡Esclavo sexual y de TO-DO! La pregunta es: ¿cómo te sientes?
R: Me siento… me siento perpetrado. ¡Agredido! No me ha quedado más remedio que llevar a cabo esta profanación de mi trabajo, y si fuera por mí ahora mismo le prendía fuego a todo lo que conlleva este mundillo… ¡Y no estoy hablando solamente del cómic en España, sino también en EEUU y demás! ¡¡¡Todo fuego!!!
P: Y Japón.
R: ¡Japón entero, Doraimon incluido!
P: Primero Japón.
R: Claro… Eh, no, primero Francia porque me cae más cerca. Luego ya Japón, y lo último EEUU para que pudieran guardar las obras más importantes… Como las de Hulk-Rojo, por ejemplo.

(En EEUU, Stan Lee siente un escalofrío en la espalda y sudores)

P: Hay que darles tiempo de que guarden ese tipo de cosas.
R: Claro, claro. Oye… la foto esta que nos has sacado no podría ser más gay.
P: Tranquilo, luego mi prima la retoca para que quedéis fetén.
R: Ah, bueno.

Celebrando el fin de las negociaciones. Agradecimientos a mi prima
adolescente por darle a la foto el acabado profesional.

P: La segunda pregunta que te iba a hacer. Por lo que he oído tenías ya gente contratada para que en tus stands vendiesen cómics. ¿Qué va a pasar con ellos ahora que tu stand ya no existe, sino que es el de Azacomic?
R: Bueno, hay dos posibilidades. Los más afortunados acabarán en la cola del paro y a la larga morirán de hambre (que es más o menos la tesitura en la que está el país entero)
P: No habrá ningún cambio.
R: Eso es. Luego la mayor parte, el 90% por así decirlo, van a ser asesinados brutalmente y sus cadáveres lanzados al Tajo por el asunto de crear hueco, porque necesitamos espacio, y la economía no está para alimentar a gente despreciable. Porque vamos a ver, están los Infra-humanos, los que recogen la mierda de los animales, los que son escupidos por la calle etc. Y luego la gente que se ha dedicado a trabajar para mí, que están por debajo de estos.
P: Pobrecillos.
R: Nada, nada ¡Hay que hacer limpieza!
P: ¿Improvisamos la tercera pregunta mientras vamos andando ligeramente?
R: Vale.

Mi prima adolescente me propuso otras mejoras para la foto.

(Efectivamente seguimos andando por Sol muy ligeramente, como si llevásemos toda la vida haciéndolo)

P: La tercera pregunta me imagino que será más que nada cuándo comenzaste a hacer chanchullos de este tema… Económicos. ¿Imaginabas que el mundo económico iba a ser tan estúpido como lo ves ahora que “vendes fanzines”?
R: Yo tenía una ligera idea. Lo que pretendía buscar, encontrar y conseguir, era dar una cantidad de dinero (la más cercana a “cero”) y que me devolvieran una cantidad de dinero muchísimo mayor que la invertida en un principio. A la larga he ido comprendiendo que esto no funciona así. (Cruzamos la calle sin ninguna celeridad aún habiendo tráfico en movimiento) Tú pones una cantidad de dinero, entonces esa gente a la que se la has dado se lo queda y no te dan nada a cambio. Así tú pierdes dinero, te arruinas y me imagino que es así como empezó en su momento la crisis y estas otras cosas que nos andan… ¡¡¡Dios mío, vamos a morir!!! (Un coche amenaza con arrollarnos) bueno, así es como funciona ahora mismo la sociedad.

(Nos reponemos apoyados en la pared más cercana, jadeando como dos viejos)

Yo he conseguido que, con tejemanejes y pagando a rusos enormes para que rompieran piernas, etcétera, etcétera, etcétera… me devolvieran la inversión inicial, pero hablando en plata… Yo, personalmente, he conseguido un total de cero euros por todo lo hecho.
P: Hasta ahora.
R: Hasta ahora… Si AZA paga, que está por ver.

Con este vestigio de tiempos remotos se grabó la entrevista.
¿Qué sería de mí y mis fotos si mi prima adolescente no las retocase?

P: Dejamos ahora el tema económico que a la gente no le interesa nada. ¡Artísticamente! ¿Cuál es tu último trabajo y qué puede la gente esperar de él?
R: Te voy a contestar primero a la segunda pregunta, que es… ¡NADA! Porque yo no estoy muy seguro, me pasa con cada proyecto, de llegar a acabarlo. Se intentará, pero no prometo y no prometeré que lo llegaré a concluir. Dicho esto, de llegarlo a concluir, tenemos por un lado… mira cuántos niños… (Efectivamente, los había, no era un delirio imaginario) Tenemos por un lado el cómic número tres de Spriterman que se llamará “Cosas de Supertíos” y del cuál existen ahora mismo un par de portadas y alrededor de 10 páginas.

(Dejamos atrás a los tiernos infantes)

P: Que ya está casi todo.
R: Eso es lo que te iba a decir, que la gente suele decir “bueno, se hace de un tirón y ya está”, pero es que cuando son 10 de un total de 100 sientes como que el mundo se te echa encima. Y luego como éste además va a ir a color y con letra que se pueda entender, no como los anteriores, pues es todavía más complicado y se me alargará todavía más. Yo calculo que más o menos hasta dentro de por decir algún año…
P: ¿Algunos de nuestros lectores estarán vivos para cuando lo saques?
R: Pues probablemente ya habrá estallado algún tipo de guerra…
P: O plaga…
R: O plaga, sí, zombi, por ejemplo.
P: Una guerra-zombi. Una guerra-plaga-zombi.
R: Una guerra-plaga-zombi. ¡La segunda! porque hubo… Bueno, no quiero irme del tema.

(Un hombre de la calle nos mira con mala cara)

P: No, no, eso de los dinosaurios nos pilla muy lejos.
R: Sí, claro, pero ya no creo que importen el dinero ni la economía ni los políticos (que serán los primeros que caigan) ni nada por el estilo. Si llegamos a sobrevivir, pues igual sí.
P: ¿Por qué no?
R: ¿Por qué no? Se puede soñar.
P: Pues nada, ahí queda todo, yo creo que han sido cuatro preguntas muy jugosas y que la gente flipará con ellas. Corto y cambio.

(Nos despedimos efusivamente, no sin que antes nos hayan ofrecido vender oro y que una mujer nos hablase de la entrada en el cielo.)

El entrevistador aquí no estuvo nada fino, porque era evidente que X SER. tenía más proyectos en las manos. Contactamos con él utilizando las redes sociales de última generación para que nos diese más información sobre esos proyectos y éste contestó:

R: Ah, ahora si ¿no? ¡Qué falta de profesionalidad!

(Por si algún lumbreras no lo hubiese pillado, la entrevista es de coña. Que luego nos dejáis comentarios preocupantes)

3 comentarios:

Aza dijo...

vaya fotitos....

Peúbe dijo...

A mi prima ese tipo de fotos le encanta, tiene lleno el tuenti de estas cosas retocadas con el Photoscape.

VND dijo...

mu chulo el blog,me pasaré a menudo!! ;)