jueves, 22 de diciembre de 2011

Las asombrosas aventuras de Kavalier y Clay: el libro

Las asombrosas aventuras de Kavalier y Clay (Michael Chabon)
Título original: The Amazing Adventures of Kavalier and Clay (2000)
Traducción: Javier Calvo Perales
Mondadori, Abril 2002

Cuando en 1938 dos jóvenes de 17 y 19 años crearon a uno de los iconos más conocidos del s. XX, Superman, desencadenaron una moda de coloridos héroes con habilidades fabulosas que inundaron los comic-books de los EEUU. Uno de esos personajes sería el Escapista, creado por dos judíos primos entre sí (Sam Clay y Joseph Kavalier), un mago especializado en fugas vestido con unas mallas oscuras con una llave dorada en el pecho que lucharía contra la asociación nazi La Cadena de Hierro.

La novela se centra principalmente en Kavalier, un judío polaco con conocimientos de escapismo que tuvo que huir de Europa durante la Segunda Guerra Mundial. Cuando llega a EEUU hará lo posible para sacar a sus padres y a su hermano de allí, y para ello descubrirá que dibujando cómics podrá conseguir el dinero suficiente. Por su parte, Sam Clay vive con su madre (su padre es un famoso forzudo, basado en el histórico Joe Greenstein, que se fue de casa cuando él era pequeño) y que no acepta su propia condición homosexual.

Entre uno de los aciertos del libro se encuentra que la vida de Kavalier sea una analogía de Superman. Igual que Kal-L, Joe es un joven que deja atrás a su familia para viajar a un nuevo mundo, mientras que la escena en el Antártico recuerda inevitablemente a la Fortaleza de la Soledad. De hecho, a lo largo de la novela veremos cómo Kavalier irá transformándose en su personaje de ficción, y cómo al mismo tiempo se le enfrentarán “supervillanos” de andar por casa.

Poster dibujado por Jim Steranko para la presentación de la novela
de Chabon. Atención al Mr. Miracle que se ve a la izquierda.

La portada del primer número ficticio del Escapista hace referencia a la portada del primer
Capitán América. Esta ilustración la hizo Herb Trimpe para los cómics de Dark Horse.

Kavalier también absorbe influencias de diferentes personajes históricos: es Jack Kirby en su lucha contra el nazismo y en su forma de secuenciar la acción; es Jim Steranko en su mezcla de dibujante y mago/escapista; es Will Eisner en su replanteamiento de la narrativa del cómic y su fe las posibilidades del medio. Por su parte, la pareja formada por Kavalier & Clay está inspirada en Jerry Siegel y Joe Shuster, la pareja creadora de Superman que fue estafada por sus propios editores de un modo parecido a este libro.

La novela defiende, en boca de Kavalier, que el cómic es un medio que tiene el mismo objetivo que el Escapista: la evasión. En los cómics que dibuja no tiene límites para expresar todo lo que siente utilizando a su superhéroe, al mismo tiempo que puede refugiarse en su gran colección de cómics para dejar a un lado la tragedia de su vida. “La evasión, en el arte y la literatura, tiene mala fama”, añadirá Michael Chabon en el prólogo de los cómics del Escapista de Dark Horse, por lo que aquí el autor se posicionará en el lado contrario del cuadrilátero para reivindicarla.

El problema de la novela viene cuando Chabon quiere abarcar hasta los años 50, hasta la persecución a los creadores de cómics y la creación del código de autocensura. Con esta última parte marcada por el desencanto se alarga demasiado una trama que había sido sobresaliente hasta ese momento. Como decía un humorista de La Codorniz, “a todos los libros les sobran 100 páginas”, y éste es un ejemplo perfecto de ello.

Portada de la edición americana

Las asombrosas aventuras de Kavalier & Clay consiguió una gran acogida crítica. Fue elegido como uno de los libros destacados del año 2000 por la asociación de libreros de EEUU y finalista del premio del Círculo de Crítricos literarios, el premio PEN/Faulkner y el premio Angeles Time Book. También consiguió el premio New York Society Library en la categoría de ficción, el premio Bay Area Book Revierwers, la Medalla de Oro del Club Commonwealth y finalmente el premio Pulitzer en 2001.

Si con su primera novela (Los misterios de Pittsburg) Chabon consiguió ganarse al colectivo gay, con esta otra llamó la atención de los lectores de cómics. Pronto se dedicaría a dar charlas en diferentes convenciones y, en 2004, escribiría para DC su primer cómic, JSA All Stars #7, al que después le seguiría una colección protagonizada por el Escapista para Dark Horse.

Además del libro existen 4 capítulos “inéditos” publicados en diferentes revistas: “The Return of the Amazing Cavalieri: From Untold Tales of Kavalier & Clay” (El regreso del Asombroso Cavalieri: las historias jamás contadas de Kavalier & Clay), situado justo después del final de la novela, para la revista McSweeney’s #7; "Sammy and Rosa’s Wedding" (La boda de Sammy y Rosa) para el Entertainment Weekly de 28 de junio de 2002; “An Untold Tale of Kavalier & Clay: Breakfast in the Wreck” (Una historia jamás contada de Kavalier & Clay: Desayuno en el naufragio), narrado después del testimonio de Sammy al senador Kefauver, publicado en The Virginia Quarterly Review, Primavera 2004; “A Postscript” (Un epílogo), una entrevista ficticia a Sammy y a Rosa ambientada en los 80 que revela detalles de la vida de los personajes después de la novela, publicado en Zap! Pow! Bam! The Superhero: The Golden Age of Comic Books, 1938-1950, noviembre de 2004.

 Portada de la edición japonesa

No hay comentarios: