sábado, 4 de septiembre de 2010

"El Gran Vázquez" a unas pocas semanas antes del estreno

Deberíais saberlo todos lo suficientemente bien como para cantarlo a coro, pero os lo recuerdo: el 24 de septiembre se estrena la película El Gran Vázquez.


La cinta va a ser de visionado obligado, tanto para los que conozcan a este individuo como para los que quieran conocerle. El dibujante de tebeos más grande de este país, dentro y fuera de las viñetas. Leal, íntegro, ingenioso, genial, ácido... pero también bígamo, moroso, bohemio, dueño de un prostíbulo...


La productora resume la película así:

"Barcelona, años 60. Es primavera, y Vázquez respira la vida a pleno pulmón. Sus personajes -las Hermanas Gilda, Anacleto, la Familia Cebolleta…- triunfan entre los tebeos de la Editorial Bruguera. Mientras, el mejor dibujante de tebeos de España disfruta de lo que quiere cuando quiere, no paga nada, esquiva con ingenio a sus acreedores, burla y tima a sus jefes y se casa alegremente coleccionando una familia tras otra. Hasta que un gris contable de su editorial decide que debe pasar por el aro como todo hijo de vecino. No será tarea fácil: para el genial dibujante, la vida es una fiesta en la que hay que colarse si no te han invitado."

Y un "tráiler" de la película:



EDIT: ¡Y el tráiler!


Podéis leer ya críticas de esta película (que opta a la Concha de Oro en el Festival de San Sebastián de este año) en revistas como Cinemanía y en Fotogramas, donde la ponen bastante bien.


El detalle en el que todo el mundo se habrá fijado es que, SÍ, Santiago Segura interpreta al protagonista, que tiene puntos en común con su Torrente. ¿Ayudará a la taquilla? ¿Perjudicará a la película? Ya veremos. Lo interesante es que este actor tiene un parecido bastante sorprendente con el Manuel Vázquez original, como podéis ver en esta portada:


Segura sin embargo no se quedará con las ganas e interpretará al Vázquez más viejuno. Ojo, porque en la película también van a salir otros dibujantes bruguerianos como Escobar o Ibáñez, y el imprescindible jefe de la editorial, Rafael González.


Manuel Vázquez es de esas personas de las que se pueden contar mil y una anécdotas, y de hecho se han contado (por ejemplo, en "Los profesionales" de Carlos Giménes hay unas 10 páginas sobre él). El mismo Vázquez tenía la desvergüenza de dibujarse a sí mismo y hablar sobre su bohemio estilo de vida, incluso bajo censura, en historietas como "Los cuentos de tío Vázquez", o "Las cartas sobre la mesa". Si queréis leer una biografía sobre él:

Entrevista a Manuel Vázquez (El País, 1982)

Y unas entrevistas en video, subidas a internet por su hijo, Manolo Vázquez:


Entrevistas a Vázquez en TVE from Manolo Vázquez on Vimeo.

Pero no me quiero olvidar de la película. Cuando comenzó a producirse se corrió el rumor de que Rafael González (el jefe de Vázquez en Bruguera) iba a ser retratado como un ogro y que así sería recordado por las futuras generaciones. Su hijo escribió una carta (¿al País?) lamentándose de este hecho, y puede que sea la causa de que se haya cambiado el personaje de "malo" en la película por el del contable Peláez, que no dudo que será igual de interesante, o más. Los actores hablando en la rueda de prensa:



Me quedo con unas palabras del director sobre su película, para convencer a los inconvencibles:

"Por buscar antecedentes, podría decir que El gran Vázquez entra a formar parte de ese tipo de biopics sobre personas desconocidas para el gran público pero cuya más que peculiar historia justifica sobradamente su existencia. Casi nadie conocía a James J. Braddock antes de ver Cinderella man, a Óscar Schindler antes de La lista de Schindler, a Erin Brocovich antes de Erin Brocovich, a Frank W. Abagnale antes de Atrápame si puedes, etc."

(Por si alguien quiere leer el fragmento en su contexto, lo puede leer aquí)

De lo poco que pude ver en la presentación de la película que se hizo en la Universidad Complutense de Madrid (el primer video de este post) y de la entrevista que vino después sólo puedo decir que me dió buenas vibraciones. El director lo está dando todo por un proyecto personal en el que cree. Y eso, vaya, siempre es bueno.

Y creo que no me queda más por decir. ¡Nos vemos en el cine a finales de mes!