jueves, 5 de enero de 2012

Las asombrosas aventuras de Kavalier y Clay: la película

Todo podría apuntar a que el libro iba a ser inmediatamente adaptado al cine: además de haber recibido un premio Pulitzer el argumento se ambienta en la Segunda Guerra Mundial, trata sobre el mundo del cómic (un medio en alza en los últimos años con las adaptaciones de tebeos al cine), y está escrito por el autor de otro libro cuya adaptación fue un éxito de crítica (pero en absoluto de taquilla, Wonder Boys). Sin embargo no fue así. Por unos motivos o por otros el traslado al medio de entretenimiento más masivo se ha hecho de rogar y desde el año 2000 sólo ha habido rumores al respecto.

El primero en interesarse fue el productor Scott Rudin (El show de Truman, La red social, No es país para viejos...) que quiso encargarse de producir la película con la ayuda de Paramount. En un primer momento se asoció con Sydney Pollack para la dirección de esta película, pero lo sustituyó por Stephen Daldry (Billy Elliot, The Reader…) al comprobar el éxito que había conseguido con Las horas (2002).

Scott Rudin

Stephen Daldry

El guión fue adaptado inicialmente en el año 2002 por el propio Michael Chabon. Según sus declaraciones, resultaba muy difícil adaptar una historia que abarcaba tantos años, por lo que la historia se había reducido sólo al periodo de la guerra. Por otro lado, decidió escribir el borrador de memoria, sin repasar al libro. Estos recortes con  respecto a la novela se notarían en escenas destacadas como las ruinas de la Feria Mundial, la aparición de Orson Welles y Stan Lee, aunque no quería eliminar a Dalí, el Golem, y la historia de amor gay.

Los borradores de la película recibieron críticas dispares. Si Entertainment Weekly lo destacaba en su número doble de verano de 2002, en la web Coming Attractions dos semanas después Darwin Mayflower lo definía como una adaptación “muy básica” de la novela. “Este es uno de los casos en el que una novela simplemente no puede adaptarse al cine a menos que quieras que (…) dure cinco horas”. Sin embargo, no se sabe a cuál de todos los borradores se refería, ya que Chabon llegó a escribir ocho.

En 2004 se dio por terminado el guión y se anunció que Steven Daldry sería el encargado de dirigirlo. Chabon comentó que algunos de los actores que él querría para la película podrían ser Natalie Portman para hacer de Rosa Saks, y tal vez Tobey McGuire para Sam Clay y Jaime Bell como Joe Kavalier. Cuando el director iba a ser Sidney Pollack, los actores que Paramount barajaba fueron Jude Law para Kavalier, Ben Stiller como Clay y Jennifer Connely para interpretar a Rosa. Adrien Brody mostró interés por el papel protagonista, a pesar de los parecidos que se podrían hacer con El pianista.

¿Adrien Brody como Joe Kavalier?

Sin embargo, en el año 2007, Chabon confirmó que el estudio había dejado de estar interesado por la película por motivos que él desconocía.

Lo único que tenemos de momento como adaptación del libro es el siguiente corto que combina animación y acción real dirigido por Jamie Caliri a las órdenes del productor  Scott Rudin con el objetivo de atraer a posibles financiadores. El resultado es más que correcto, pero no debió de convencer lo suficiente.


Recientemente, el 13 de diciembre de 2011, el director Stephen Daldry durante la promoción de Tan fuerte, tan cerca ha vuelto a insistir en que quiere rodar esta adaptación como una miniserie de 8 episodios para la cadena HBO. Si tenemos suerte, tendremos más noticias pronto.