miércoles, 25 de enero de 2012

Athos en América


Supongo que la edición de novela gráfica eleva la categoría de Athos en América, un cómic que consiste en un recopilatorio de historias cortas similares a las del resto de sus álbumes (la descripción de amazon.com es "colección de novelas gráficas a todo color"). Describir el tono general de éstas es volver otra vez a explicar en qué consiste el estilo nunca suficientemente elogiado de Jason. En ese sentido Athos es un “más de lo mismo”: la misma creatividad, las mismas ganas de superar las expectativas... Jason mezcla su pasión por el cine de género con una narración experimental que se atreve a llegar al límite de lo surrealista y que utiliza el silencio de manera más significativa que muchos autores sin talento. El estilo es seco, pero las historias son trepidantes y tensas.

Este dibujante acude a los géneros más conocidos para contar historias desconcertantes. Por ejemplo, la relación de dependencia en un matrimonio en el que uno de los dos tiene alguna enfermedad es llevada aquí al extremo con una cabeza de mujer sin cuerpo y un científico loco (una mezcla de las películas The Brain That Wouldn’t Die y ¿Quién teme a Virginia Woolf?). Por otro lado todos hemos leído docenas de cómics autobiográficos, pero nunca tan burros como éste en el que Jason se presenta como un autor egocéntrico y patético… con cómicas consecuencias. Cuatro historias de amor frustrado acaban confluyendo en otro relato bastante curioso de científicos locos. La historia de gángsters combina el humor negro con la tensión sexual utilizando los personajes característicos del género negro (en lo que para mí es lo mejor del tomo con diferencia). Y finalmente, un reencuentro con Athos, un aventurero heroico en un mundo frío y gris.

Veo en Athos en América posiblemente una especie de revisión de la carrera del autor. El mosquetero del título aparece en una precuela de su propio álbum, El último mosquetero, para volver a ver en movimiento a este interesante personaje. El primer relato del tomo recupera a los protagonistas de otro relato de Low Moon, y el falso (?) relato autobiográfico tiene no pocas menciones a sus anteriores cómics.

Confío en Jason, tengo la seguridad de que todos sus cómics sorprenden de una manera u otra. La única excepción para mí ha sido Low Moon, pero afortunadamente no hay ningún parecido entre estos dos tomos. Ni siquiera en el lomo, ya que por algún tipo de error la editorial ha colocado el título al revés que en el resto de álbumes de la colección, ups.

 Boceto de portada y contraportada