jueves, 13 de octubre de 2011

Batman, la serie de TV de 1966: cancelación y legado

Después de dos temporadas de éxito imparable el final de la segunda tuvo un descenso de audiencia. Cuando se llega a lo más alto es imposible seguir subiendo, y más en una serie sin subtramas, sin intereses amorosos, etc. Esto motivó a los directivos de la ABC a realizar recortes en los decorados (más planos que nunca), los efectos especiales y los actores (la prescindible tía Harriet fue una ausencia llamativa). Por otro lado, Dozier quiso cambiar la característica estructura de dos capítulos de media hora semanales por uno de una hora.


Se intentó corregir el descenso de audiencia introduciendo un personaje femenino protagonista, Bargirl (identidad secreta de Barbara Gordon, sobrina del comisario de policía), interpretado por Yvonne Craig, con el objetivo de atraer por igual al público femenino que podía sentirse identificado como al masculino que buscaba curvas pronunciadas. La nueva Batgirl creada por Dozier y Carmine Infantino fue presentada en papel en el Detective Comics #359 (1967) enfrentándose a la Polilla Asesina. Se rodó un breve piloto para presentar el personaje y, aunque nunca fue emitido por televisión, sirvió para que la ABC diese luz verde a la tercera temporada.



Entre su papel de Batgirl y de alienígena verde en Star Trek,
Yvonne Craig se convirtió en un icono sexual de los 60.

Una de las imágenes emblemáticas de la serie: la trampa del Nudo Humano Siamés. Con el mínimo
movimiento de cualquiera de los tres el núdo se ajustaría tanto como partirles los huesos.


Sin embargo, por un motivo o por otro (el público se cansó de los guiones repetitivos, los directores y guionistas ya no se tomaban su trabajo en serio, la cadena no podía mantener una serie tan cara…), tras 120 capítulos en los que Batman se había convertido en un fenómeno social como nunca volvería a serlo, el último capítulo fue emitido en 14 de marzo de 1968. Dos semanas después la NBC mostró interés por continuar produciéndola pero ya era demasiado tarde: el decorado de la Bat-cueva había sido arrasado por la Fox. Como la reconstrucción habría resultado demasiado cara la NBC se echó finalmente para atrás.

La opinión de Dozier sobre esta cancelación fue muy positiva: “De hecho, me sorprendió que tuviésemos una tercera temporada”. Se trataba de una serie muy novedosa como para mantenerse mucho tiempo en antena, y demasiado cara para un producto del que los niños estaban igual de satisfechos viendo reposiciones que capítulos nuevos.


No fue de todos modos el final definitivo para la serie: Adam West y Burt Ward continuaron interpretando sus papeles en la serie de animación The Batman/Superman Hour producida por la infame Filmation en 1968, junto al Acertijo en el especial en dos partes de 1978 Legend of the Superheroes, en el documental de 2000 Holy Batmania!, y en la curiosa película para televisión Batman Recuerda (Return to Batcave) de 2003.




Legado

Es evidente que esta serie popularizó una imagen de Batman pop y ligera a pesar de los esfuerzos de guionistas y dibujantes por recuperar la tenebrosidad inicial del personaje en las historietas impresas (los más destacados serían O’Neil y Adams, Englehart y Rogers, Barr y Davis, Frank Miller, Moore y Boland, etc.) Esto no cambiaría hasta que Tim Burton se encargase de dirigir Batman en 1989, una película inquietante con más psicología que la que el gran público se esperaba.


Sin embargo, lo cierto es que sus dos películas repiten ideas, escenas y gags de capítulos de la serie donde el Joker destruye una exposición de arte, el Pingüino intenta ganar las elecciones a alcalde de Gotham, etc. En Batman Forever Jim Carrey interpretó al Acertijo imitando completamente a Frank Gorshin, mientras que finalmente el tono de Batman y Robin (1997) del director Joel Schumacher es un homenaje continuo (y lamentable) a este programa. No importa que Christopher Nolan esquive también esta serie, el diseño de su Catwoman en The Dark Knight Rises se basa en los trapitos que lució Julie Newmar.

"No le pegarías a una persona con gafas" es uno de los gags de la serie reutilizados

En el mundo de la animación, la serie El Intrépido Batman ha recuperado la estética e incluso tiene continuos homenajes a detalles del programa de 1966. En los cómics David Mazzucchelli lo tomaría como referente para ilustrar Año Uno, aunque el homenaje mejor realizado ha sido el de Mike Allred en Solo #7, que contiene una historia de 18 páginas ("Batman a Go-go") en la que un Batman de estética sesentera se da cuenta que el mundo a su alrededor se está volviendo más deprimente.

Portada rechazada de Mike Allred para Solo #7. Las malas lenguas dicen que desde
DC hacen lo que pueden para que no se relacionen sus cómics con aquella serie.

La portada que sustituyó a la anterior

"Ayúdanos en Vietnam, Batman, ayúdanos a arrojar ese Bat-napalm, Batman". Una
canción protesta de 1969 en el que se asociaba a Batman con una figura de autoridad.

Tanto Adam West como Burt Ward acabaron totalmente encasillados en sus respectivos papeles. En los años 90, los productores de Batman: The animated series quisieron homenajear a West contratándole para que doblase al Fantasma Gris, un personaje de televisión al que Bruce Wayne seguía de pequeño. Con el paso de los años, el actor del Fantasma Gris acababa igualmente estancado en su papel.


Lorenzo Semple Jr., el guionista jefe de la serie, no se quedó tan encasillado afortunadamente y pudo escribir los guiones de películas como Papillon (1973) o King Kong (1976). Sin embargo, se le pidió que volviese a utilizar su característico humor camp en la adaptación al cine de Flash Gordon (1980) una película que se alejaba completamente de la concepción original del personaje y ha acabado convirtiéndose en una obra de culto.


A pesar del éxito que tuvo esta serie y la influencia que ha ejercido sobre la cultura popular nunca ha sido distribuida en formato doméstico debido a problemas legales. Por un lado, la Fox es dueña de los derechos de la serie, mientras que a Warner le pertenecen los del personaje. A esto hay que sumar los derechos que pertenecen a Greenway Productions (la compañía de William Dozier), los derechos del fabricante del Batmóvil y los de los cameos de celebridades. La película de 1966 tuvo otro tipo de contratos por lo que ésta sin embargo se puede comprar tranquilamente en DVD.


Kapow! Whack! Sploosh! Crash! Vronk! Whamm!!

Cualquier comentario que describa esta serie como “ridícula” no puede ser más acertado: si no fuese ridícula es que tanto Dozier como Semple o Adam West habrían hecho un mal trabajo. Lo que buscaban era precisamente eso, distraer con aventuras, misterios y peleas mientras se burlaban de sí mismos y lo que hacían. En ese sentido la serie no se puede criticar, consiguieron una gran comedia que ha sobrevivido al paso del tiempo mucho mejor que otras adaptaciones de superhéroes al cine o la televisión de antes y después de los 60.

El único defecto que le encuentro es que es bastante responsable de haber extendido por el mundo una imagen superficial y ligera tanto de Batman como de la historieta como medio. No fue la única culpable (los cómics aún hoy tienen mucho de pasatiempo), pero sin duda fue la que asoció la imagen de una sonora onomatopeya con lo pueril y lo absurdo.

Batman fue una serie arriesgada y original, valiente y divertida... y curiosamente sigue siéndolo. Echadle un ojo a algún capítulo y formáos una opinión.



Más información:
Batman (Elitevisión)
Batmania
Pretextos Dolmen 4 - Batman: el resto es silencio (David Hernando) Dolmen, 2004.
La noche del murciélago 9: ¡Es tan malo que es bueno!

Secret origins of the Batman TV Show (Dial B for Blog)
Bat-Mania UK
Funniest fan letters to Batman

2 comentarios:

Roy D. Mustang dijo...

Otro artículo más de esta serie tan bueno como los anteriores. En serio, os felicito por un trabajo tan bien hecho y fiable por su contenido, en absoluto caótico.

Peúbe dijo...

Muchas gracias, hemos hecho lo que hemos podido ;)