miércoles, 15 de marzo de 2017

Super Humor Superlópez 18 (Jan y Efepé)


En el laberinto: la mayoría de villanos de Superlópez se alían para encerrarle en un laberinto en el que tiene que intentar sobrevivir a doce pruebas que recuerdan a las del mitológico Hércules. Aunque es entretenida y recuerda el enfoque de álbumes como La caja de Pandora o El infierno, el guión tal vez es demasiado sencillo y puede saber a poco.

El Supergrupo contra los Ejectutivos: una banda de ladrones, los Ejecutivos, se dan cuenta de que es más fácil robar como dueños de un banco que como asaltantes de bancos. Efepé recupera detalles de sus álbumes (Thoro, el Superbanco, la increíble Maza...) para lanzar una crítica a la gestión de las cajas de ahorros. Hay chistes que funcionan mejor que otros, pero no se hace aburrida ni repetitiva en ningún momento.

Gran auténtico vidente curandero: la sorpresa del tomo. Con un tema tan manido como son los falsos adivinos, Jan desarrolla un álbum con casi media docena de subtramas en las que no sobra ni falta nada. Hay tres páginas que habría que destacar: un simpático entremés para (tal vez) rellenar páginas, y una escena onírica muda en la que Luisa Lanas se nos descubre como un personaje con sentimientos.