lunes, 26 de diciembre de 2016

Tono / Mihura, humor del 27 (Jaume Capdevila)


La Codorniz era "fea, rancia, chulesca, un capricho de gente bien, absolutamente inofensiva", decía Manel Fontdevila en No os indignéis tanto. Aunque hay que aceptar la parte de razón que hay en esta frase, el gran público que se acercó al ensayo de Fontdevila seguramente no conocía tanto esta revista como para apoyar o refutar esa valoración. Ese gran público, que sabe quiénes son Fontdevila y Hessel, no creo que conozca la obra de Mihura y Tono, por lo que se quedará con lo dicho por Fontdevila, lo aceptará con los ojos cerrados.

Diminuta Editorial (que editó el maravilloso recopilatorio/ensayo sobre Jordi Coll) ha publicado este libro de Jaume Capdevila, una selección de chistes de estos dos dibujantes acompañados de una biografía de cada uno con la que se contextualiza su trabajo. Capdevila no oculta información (algunas frases de Mihura y algunos chistes de Tono evidencian su afiliación política, cercana al franquismo), pero también reivindica la originalidad de su dibujo y de su humor. Mihura y sobre todo Tono revolucionaron el humor hacia un absurdo atemporal, abstracto, lleno de ingenio y originalidad. El formato del libro resalta esa interrelación entre los dos humoristas, cómo cada uno fue acercándose hacia el estilo del otro.

Tal vez como complemento a este libro habría que recomendar el muy interesante Usos amorosos de la posguerra española, de Carmen Martín Gaite, en el que La Codorniz tiene mucha importancia como reflejo de la sociedad española de la posguerra... y se explica por qué la revista no era tan inofensiva.