martes, 9 de junio de 2015

Loquillo y Torpedo


Esta canción de homenaje a Torpedo, compuesta por Óscar Aibar (el director de El Gran Vázquez) y Gabriel Sopeña, significó el final de la relación entre el guionista Sánchez Abulí y el dibujante Jordi Bernet, y por tanto el de su personaje más famoso. ¿El motivo? En el disco de esta canción se acreditaba a Bernet como único creador del personaje, tal vez por error. Abulí se sintió tan molesto que denunció a la discográfica, a Óscar Aibar, a Loquillo y a Bernet. Podéis leer más al respecto en el blog de Javier Mesón.

En la demanda, Abulí les acusaba de haber "conspirado contra él para despojarle de todos sus derechos de guionista de la serie Torpedo con la intención de excluirle de una imaginaria película sobre el personaje". Como compensación, el escritor pedía seis millones de pesetas a cambio del daño que se le había hecho. Cinco años después, Bernet y el resto de demandados fueron absueltos.

Óscar Aibar comentó sobre este tema:

"Cuando Loquillo y yo nos acercamos a la pareja Bernet/Abulí para hacer la cancioncilla, su relación estaba más que deteriorada por los años. Nos utilizaron como excusa para romper. Fue como acercarse a alguien para pedir fuego y que éste te deje caer encima un camión de estiércol como respuesta. Un mal trago, sin duda."