lunes, 18 de mayo de 2015

Solos, tomo 1 (Fabien Vehlmann, Bruno Gazzotti)


En "Solos" un grupo de cinco niños ha sido abandonado en una ciudad de la que, de la noche a la mañana, ha huido toda la población de manera inexplicable. Tanto el punto de partida como el argumento recuerda en ese sentido a un Perdidos juvenil que, para mi gusto, funciona. Es un tebeo que quiere tirar por el entretenimiento, y lo hace bien, con cierta sofisticación general. No inventa la rueda, pero tampoco huele a repetitivo. Emociona, sorprende, enternece y engancha. El primer tomo contiene los primeros tres álbumes de una colección que, miedo me da, parece que no tiene un final planeado de momento.