jueves, 22 de noviembre de 2012

¿Cómics más económicos?

Una pequeña anécdota. En Expocómic del 2011 una chica pasaba por todos los stands de fanzines ojeando lo que tenían allí. No sé cuántos sabréis que desde hace unos años los fanzines se publican con más calidad, papel más grueso, buena impresión, portadas brillantes… Sin embargo, cuando vio un fanzine hecho con un cuadernillo de folios mal grapados saltó sin dudar a por él y lo compró sin mirar ni el precio ni su interior. “Esto sí que es un fanzine”.


Es una rarísima excepción pero sirve como ejemplo de una actitud de los lectores/compradores, la importancia que se le da a la edición sobre el contenido. Realmente suele ser más bien la contraria, la de sentir más simpatía por el formato “caro”, por el lujo, por la tapa dura y el papel grueso, aunque creo es más bien algo inconsciente. “Este cómic tiene que ser muy bueno. Si no, no tendría esta edición”.

Las editoriales utilizan los formatos para hacer más interesantes sus cómics. Pongo de ejemplo a Panini, reinventado la rueda año tras año para presentar el formato de lujo definitivo. Primero el Best of Marvel, luego que si Best of Marvel Essential, y al final la edición Marvel Deluxe deja atrás a todo lo anterior. Con sólo unos ligeros cambios estéticos, un cambio de nombre y la promesa de abrir una nueva colección que reúna sólo tebeos de calidad (“esta vez sí, prometido”) consiguen atraer a más lectores que anunciando sólo nuevos cómics. Ya que se trata de sacar siempre lo mismo al menos cambian la manera de hacerlo.

Como digo, las editoriales publican de esta manera porque al lector le gusta, no porque haya una conspiración en la sombra. Al lector general la tapa dura le impresiona y los recopilatorios (cuanto más gruesos mejor) le evitan los problemas de buscar una colección completa. Digo lector general, pero muchos lectores de cómics suelen cerrarse tanto en un ambiente concreto (superhéroes, francés, manga, alternativo…) que sus reacciones con el resto de historietas es casi la misma que la de un lector casual.

No soy del todo objetivo porque pertenezco a ese ¿raro? grupo que preferiría que los cómics fuesen ligeramente más baratos para poder comprar más y diversificar las lecturas. De acuerdo, en el mercado del DVD se está yendo al mismo sitio, a las ediciones de lujo con carátulas metálicas que no mejoran el producto, y en el de los libros la propia Gigamesh este año ha dado prioridad a la edición de lujo de Danza de Dragones antes que a la tapa blanda, así que el mundo del cómic no es (no debería ser) una excepción dentro del mundo del ocio.

¿Qué libros se editan en un formato económico? Me viene ahora a la cabeza aquello en lo que prima el mensaje, aquello que tiene que llegar a todos los lectores, sin hacer diferencias entre las clases sociales y las rentas. Sería la rechifla que ¡Indignaos! de Stéphane Hessel, Reacciona o los cómics que se sacaron a rebufo del 15-M se hubiesen editado con lujo. Es el mismo motivo por el que Alex Saló quiso que Españistán se editase de manera económica (aunque la editorial le ignorase) y lo mismo con Simiocracia. Editar estos libros con tapa dura sería tan irónico como publicar el Manifiesto Comunista con ribetes de oro.

¿Se está editando por encima de las posibilidades de los lectores? Pues no lo sé, pero pensaré en ello mientras releo mi V de Vendetta en formato Absolute.