viernes, 1 de abril de 2011

El 300 histórico: Efialtes

Frank Miller convierte al misterioso traquinio Efialtes en un espartano mostruoso que se venga del exigente culto a la perfección de su tierra natal. La versión de Miller es poco creíble sin necesidad de buscar referencias históricas, pero es interesante saber cómo murió este individuo:

"Se encontraba el monarca sin saber qué hacer ante aquel problema, cuando un natural de Mélide, Epialtes, hijo e Euridemo, se entrevistó con él y, en la creencia de que obtendría de Jerjes una importante recompensa, le indicó la existencia del sendero que, a través de la montaña, conduce a las Termópilas, con lo que causó la perdición de los griegos allí apostados.

Posteriormente, por temor a los lacedemonios, Epialtes huyó a Tesalia; pero, pese a haberse exiliado, los Pilagóros pusieron precio a su cabeza con ocasión de una reunión de Anfictiones en las Termópilas. Cierto tiempo después resulta que regresó a Anticira, donde fue asesinado por Aténadas, un natural de Traquis. Por cierto, que el tal Aténadas mató a Epialtes por otro motivo […], pero no por ello dejó de ser recompensado por los lacedemonios."


(La traducción es obra de Carlos Schrader, y está extraída del libro La batalla de las Termópilas.)