viernes, 18 de marzo de 2011

El 300 histórico: lucharemos a la sombra

La leyenda pone en boca de Diéneces (o Diénekes) la frase "lucharemos a la sombra", en una situación muy diferente a la que describe Frank Miller, que le atribuye la frase a un desconocido Stelios. Según parece, sería la lacónica réplica que recibiría un traquinio (un aliado griego) en vez de a un embajador persa:

"Pese a que tal fue el comportamiento de los lacedemonios y tespios, se asegura, sin embargo, que el guerrero más destacado fue el espartiata Diéneces. Según cuentan, ese sujeto pronunció, antes de que los griegos trabaran combate con los medos, la siguiente frase: le oyó decir a un traquinio que, cuando los bárbaros disparaban sus arcos, tapaban el sol debido a la cantidad de sus flechas (tan elevado era su número): pero él, sin inmutarse ni conceder la menor importancia al enorme potencial de los medos, contestó diciendo que la noticia que les daba el amigo traquinio era francamente buena, teniendo en cuenta que si los medos tapaban el sol, combatirían con el enemigo a la sombra, y no a pleno sol. Esta frase y otras del mismo tenor son, según cuentan, las muestras que el lacedemonio Diéneces ha dejado de su personalidad."


(La traducción es obra de Carlos Schrader, y está extraída del libro La batalla de las Termópilas.)