viernes, 23 de julio de 2010

LOLST


LOLST (Perdidos, o más bien "tú pierdes")


-“Pondremos música emotiva”


-“¿No se nos vera el plumero?”


-“Música emotiva...joder”


-”Vale,nos abrazaremos todos,que eso siempre gusta”


-”Lo vas entendiendo...”


Aun recuerdo con claridad cuando LOST llego a las cadenas de televisión españolas, prometía ser un bombazo,una serie prometedora,rompedora,una revolución televisiva. Uno de mis amigos,muy forofo él de las series de TV, me comentó un poco la premisa a las pocas semanas de empezar, ya que yo nunca he sido una persona muy de series,salvo grandes clásicos de carácter humorístico y algún nuevo drama,como por ejemplo Enano Rojo y la más reciente House MD respectivamente.


Empezó explicándome la base de la mezcla, isla desierta,grupo de gente variopinta que sobrevive a un accidente aéreo y la convivencia por la que tendrían que pasar. Lo primero que paso por mi cabeza fue -suena a mezcla de Viven y Naufrago,puede estar bien- pero entonces me dijo las palabras mágicas “Oso Polar”. Mi capacidad de comprensión puso el freno en seco y se negó a seguir por ese camino.-¡WOW!. Explícame, por favor, ¿que rayos hace un oso polar en una isla tropical?- le dije,él me respondió eufórico -eso es lo mejor de todo,en la isla pasan cosas extrañas y sin explicación alguna,misterios sin resolver-.


Mal íbamos por ahí,me negué en rotundo a ver la serie,mi argumento fue que ese “todo vale” con tal de sorprender y dejar al espectador mordiéndose la uñas en espera de una respuesta era sólo válido en ciencia ficción/terror,en “Mas allá del límite” o “La zona Negativa” mismamente,pero desde luego no en una serie que pretendía (recalco el pretérito imperfecto) dar una explicación lógica a los misterios. Mi respuesta fue advertirle a mediados de la 1ª temporada que la única salida posible para esa sucesión de sorpresas ilógicas y misterios sin ninguna base era que todo fuese un sueño,realidad alternativa,mas allá,”escenario tipo: y si...” y demás recursos de carácter hipotético. Él sin embargo se engancho a LOST de una manera casi enfermiza y obsesiva a la serie,manteniendome informado de cualquier nuevo misterio que asomase en cada temporada,aunque me importase un pimiento.


5 Temporadas más tarde,el mismo día que se estreno el final LOST le llame para decirle un sonoro “TE LO DIJE” ,no hay explicación,ni lógica ni nada de nada...sencillamente no hay por donde cogerlo a menos claro que tú mismo imagines por donde,algo muy de moda hoy en día, incluso si no es la intención del autor. Su reacción fue al igual que muchos “losties”,la de llamarme inmaduro por no ver “el mensaje”,le pregunte cual era ese “mensaje”,y parece ser que según él la serie era una “alegoría del paso de la vida a la muerte”, a lo que le contesté mostrándole muchos foros con opiniones diferentes de otros “losties”,cada una con su propia y disparatada teoría conspiratoria/existencial justificada (Budismo,religión egipcia,Karma,La Isla es Dios, y un muy largo etc.),enunciadas algunas con un onanismo literario o pretendida superioridad intelectual dignas de un catedrático.


Unos días más tarde mi amigo contraatacó con la excusa “todo ocurrió realmente pero en la T6 están muertos por causa de la bomba H de la T5” de acuerdo,vale,pero esa “excusa final” o “justificación” como la llaman muchos fans es un As en la manga para que los guionistas se libren de explicar La Isla y todo lo demás,es básicamente pasar a otro plano de ficción y hacer borrón y cuenta nueva con la continuidad. Una vez aquí tras un pataleo decidió dejar de discutir e insistir que como yo no he visto la serie no puedo apreciar la calidad del guión,donde lo importante son los personajes y el “mensaje”.


He visto suficientes guiones en cómic,TV y cine como para saber cuando un giro de guión apunta a una resolución interesante y cuando no,y el “todo vale” es el peor ejemplo posible del NO, sin duda alguna. El final de LOST optó por echar por tierra todos los giros de guión,demostrar que no había nada que resolver y probar que todo era una mascarada para mantener enganchado al espectador desde el principio,una muestra del mínimo esfuerzo de los guionistas,a los cuales muchas malas lenguas acusan incluso de buscar en foros las teorías de los fans y utilizarlas para seguir la serie.


Sin duda el mayor delito para mí es el uso de la “espiritualidad religiosa New Age” que tan de moda esta ahora en USA y en el mundo entero (te estoy mirando a ti Dan Brown) para cerrar la historia, un final lacrimógeno para nublar la capacidad crítica de los fans más obcecados,donde predican que lo importante es lo que has vivido junto a los personajes,y no el por qué ni el cómo (aquí no es “Si A entonces B”,aquí tenemos un constante “si X entonces B,C,D...y lo que haga falta” donde nunca sabremos X).


Me pregunto que hubiese pasado si Cervantes hubiera escrito que los gigantes de El Quijote estuvieran realmente allí en medio de Castilla por arte de magia contra un hidalgo perfectamente cuerdo,y no como una ilusión que demuestra de la enajenación mental del protagonista,ese pequeño cambio es la diferencia entre fantasía (todo vale) y drama realista (explíquese, por favor),pero incluso en la fantasía darían una explicación dentro de la lógica fantástica.


Para colmo remate usted todo esto con una explicación nula que queda a discreción del espectador,como ya he dicho haciendo que crea su propia visión y se sienta un erudito o un genio por comprenderlo, aumentando así el “hype” del que se ha nutrido siempre esta serie y que perdurará mucho tiempo,quizás tanto como el que estén J.J. Abrams y compañía contando billetes.

1 comentario:

figo dijo...

Es una pena ver hombres de ciencia que acaban sucumbiendo a regañadientes a la fe para encontrar respuestas. Pareceis Jack en los últimos episodios, pero al menos al final, él entendió su rol como hombre de ciencia.
Es fácil criticar a los autores cuando la obra no parece estar a la altura de las espectativas. La cuestión es que, entendida, está muy por encima de esa altura. He de reconocer que a mi también me dejó algo frío el final (la parte emotiva creo que era necesaria, y más tratandose de EEUU), pero analizado todo, enfocando en la perspectiva adecuada y dándose cuenta de los detalles...es un guión que hace que se hallan ganado a pulso los billetes que quieran. Si esperaban la solución a todos los problemas (la isla, Jacob, el templo, los números...), ésa, no estaba sólo en el último episodio. Algún día vereis la luz como la vi yo (y como Jack al ver el agua).